Cuentos de ADN por OSWALDO FAVERÓN PATRIAU

Cuentos de ADN por OSWALDO FAVERÓN PATRIAU

Titulo del libro: Cuentos de ADN

Autor: OSWALDO FAVERÓN PATRIAU

Número de páginas: 80 páginas

Fecha de lanzamiento: March 9, 2015

Obtenga el libro de Cuentos de ADN de OSWALDO FAVERÓN PATRIAU en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Descargar PDF Leer on-line

OSWALDO FAVERÓN PATRIAU con Cuentos de ADN

En los últimos años descubrimientos paleontológicos y la obtención de ADN antiguo, han demostrado que el Hombre de Neandertal era muy parecido a nosotros, puesto que poseía capacidades cognitivas y una cultura comparable a la nuestra. El Hombre de Neandertal tenía algo muy importante en común con nosotros: el lenguaje. Al igual que nuestros cuerpos llevan algunos de los genes del Neandertal, «tal vez nuestras lenguas conserven también rastros de sus lenguas», las cuales no eran muy diferentes a las nuestras. El habla moderna se remonta al último antepasado común que compartimos, humanos modernos y Neandertales, el Homo Heidelbergensis. Esto lleva el orígen del lenguaje entre 1.000,000 a 1.800,000 años atrás.
Estas razones animaron a un grupo de científicos a intentar traer a la vida, no solo a un Neandertal, sino a suficientes individuos como para asegurar una población que pudiera ser estudiada en su amplitud. Es ese espíritu el que es aprovechado por obscuros intereses que acondicionan su ayuda a los científicos.
En medio de esto ocurre un accidente y un grupo de científicos se ve obligado a usar sus propios experimentos para sobrevivir. El desenlace es inesperado.
Es una historia de supervivencia en la que las ansias de sobrevivir de manera individual termina conduciendo a otra más noble, que es la de asegurar la subsistencia de la propia especie. Y una lección de cómo a veces el egoísmo puede transformarse bajo ciertas circunstancias en un sentimiento más noble.
La segunda historia implicará también un viaje en el tiempo, diferente al anterior, es una enseñanza sobre la supervivencia. En esta historia se desenvuelve un romance que enlazar el pasado remoto con un futuro prometedor.
El término «especie» es controversial: Los individuos son considerados de una misma especie si se reproducen entre sí y crean una descendencia viable; sin embargo, eso no explica las especies que se reproducen asexualmente. Los individuos se consideran de la misma especie si se ven iguales; en muchas especies, los individuos lucen diferentes, como las hormigas soldado y las obreras. Una especie es un conjunto de organismos que se reconocen unos a otros como compañeros potenciales o bien que se agrupan en individuos que ocupan el mismo nicho ecológico, independientemente de sus genes.
Mientras nuevas especies son descubiertas otras desaparecen. Sí la historia de la Tierra se comparara a la duración de un año de nuestra vida, el hombre habría hecho su aparición el 31 de diciembre y el hombre industrializado hace dos segundos. La humanidad eliminará la tercera parte o más de las especies de la Tierra en el próximo segundo. Nosotros al evolucionar destruimos y creamos. Es sorprendente la ignorancia que tenemos sobre la biodiversidad. Tan solo hemos descubierto una facción de las millones de especies que existen en nuestro planeta.
Tenemos herramientas innovadoras que nos permite ampliar nuestros horizontes en la clasificación de las especies: el ADN. Tomemos como ejemplo a las hormigas: Hay cerca de 15.000 especies conocidas. Pero, a medida que los genetistas las analizan aparecen nuevas diferencias genéticas, por lo que podría haber unas 100 mil.
La ciencia, sobre todo en el campo de la genética, nos empuja al mundo de la criptozoología; esta «ciencia» estudia y busca animales extintos o desconocidos para la ciencia formal, pero presentes en la mitología y el folclore. La genética nos envía señales de que muchos animales que considerábamos imposibles, pudieron existir o de hecho existen, ¿serán producto de experimentos genéticos? o ¿de alguna extraña senda que siguió la evolución?
En la actualidad la ciencia ya aceptó la existencia de los llamados «fósiles vivientes»; ésta expresión describe las especies que han resistido millones de años la dura carrera por la supervivencia. Ellas han demostrado ser, en términos evolutivos, las grandes supervivientes: los más fuertes de las fuertes.