Giros inesperados - Primer Amor por Olga Balbina

Giros inesperados - Primer Amor por Olga Balbina

Titulo del libro: Giros inesperados - Primer Amor

Autor: Olga Balbina

Número de páginas: 15 páginas

Fecha de lanzamiento: February 15, 2013

Editor: Happy Press

Obtenga el libro de Giros inesperados - Primer Amor de Olga Balbina en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Descargar PDF Leer on-line

Olga Balbina con Giros inesperados - Primer Amor

Giros inesperados - Primer Amor

Lorena desde adolescente siempre estuvo enamorada de Esteban, pero nunca se lo dijo porque dudaba de sus cualidades físicas. Cuando entra a la universidad empieza a cambiar, y con ello llegan los primeros pretendientes. Lo que ella no sabe es que a partir de ese momento, su vida cambiará inesperadamente.

Este libro contiene aproximadamente 3350 palabras con un total de aproximadamente 18500 caracteres. Resultando en un equivalente de 18 páginas de un libro de bolsillo midiendo solamente el contenido de la historia.

Notas del Publicador: Este eBook contiene contenido sexual explícito, lenguaje gráfico, y situaciones que algunos lectores pueden encontrar objetables. Este es un cuento erótico.

Extracto:

En el trayecto de la acera a la puerta de la casa sentía tantas emociones encontradas: sentía un odio inmenso por Andrés por lo que me había hecho y me alegraba tanto de haber visto otra vez a Esteban! Él pensaría que yo era una antipática por no haber aceptado su invitación, pero no me apetecía salir a ningún lado. Guardé la tarjeta en mi cartera y cuando entré por la puerta mi madre se me abrazó temblorosa.

-¡Hija mía!¡Estaba tan preocupada!¿Dónde estabas?
-Nada mami, me quedé a dormir en la casa de Soraya porque era muy tarde.-mentí.
-¿Y quién fue ese que te trajo hasta aquí?
-Un colega de la universidad. Voy a subir a darme un baño y a dormir un rato. ¿Cómo está papá?
-Mejor. Hoy quiso comer un poco más que ayer.

Subí a mi habitación. Comencé a llorar como nunca pero dentro de mi surgió una fuerza misteriosa que me decía que no me dejara humillar. Así que empecé a tramar un plan para quitarle el video a Andrés y poder desenmascararlo.